viernes, 27 de junio de 2008

Les nostres intencions per fer aquest bloc

Hem decidit fer aquest bloc, per poder transmetre els nostres pensaments, les nostres queixes, i sensacions..
La nostra intenció es que sigui un bloc variat, amb pensaments sobre noticies del dia a dia, amb viatges que haguem fet, amb sensacions que haguem viscut... una manera de transmetre el que sentim i així qui vulgui pugui afegir les seves opinions, i entre tots enriquir-nos de coneixement.

Així que esperem que sigui ame o almenys per poder xafardejar del que pensem tots !

Declaración de intenciones.

Nunca he tenido una intención clara en escribir. Suelo hacerlo por impulsos de manera irracional y sumamente egocéntrica. La escritura se puede ver como la propia válvula de escape de una persona ante múltiples pensamientos que acuden a la cabeza sin orden ni concierto. Es el lugar donde cobran forma, y las letras se amontonan en un suave baile, buscando comparsas y compañeras de fatigas para racionalizar y hacer comprensible la idea a transmitir.

Pero la tarea del escritor no es el amontonamiento sin ton ni son de esas minúsculas letras perdidas entre las lineas de una página, si no dotarlas de un significado que traspasen su propia condición de símbolo. Transmitir emociones y sentimientos, independientemente del matiz que traigan, es su labor. No soy muy dado a la revisión de mis propios textos, tal vez por ese afán bulímico y impulsivo que significa para mi la escritura. Pero supongo que todo se consigue con la práctica correcta y las horas delante de ese folio en blanco y esas teclas mudas.

Quiero escupir todas esas letras y reflexiones en este blog. Este será el depósito de mis muchas (y gente hay para corroborarlo) manías, pensamientos y objeciones. Aquí tan solo, me desfogaré del día a día, e incluso de vez en cuando, quien sabe, también comparta con vosotros el afán de la escritura.

¿Recesión?

Como cada mañana (como cantaba Sergio Dalma) me dispongo a pedir mi cortado con algún acompañamiento alimenticio, cuando abro "El Periódico de Catalunya". Lo mismo de siempre, que si hay sequía, que hemos capturado al número 1 de ETA o que si el Manchester ha ganado la Copa de Europa. Sobre las dos primeras noticias, no hay objeciones, son verdaderamente importantes. Pero, una vez te adentras entre sus páginas impresas lees la siguiente noticias: "La cotización del petróleo se desboca y ya supera los 133 dólares el barril" Últimamente leer las páginas de economía de un periódico es ser masoca. Todo el mundo se las pasa porque, acostumbrados a los últimos años, el Paro siempre baja, el consumo siempre continuará igual y ese nuevo restaurante de la esquina es el siguiente de la lista para ir este sábado a cenar. Pero, la tendencia es otra. Nadie de nuestro alrededor lo acepta, pero estamos en recesión. Tan solo hace falta mirar los índices de crecimiento del PIB, que conjuntamente con el IPC (por cierto, recomiendo visitar http://www.ipcreal.com/, yo empezaría ha hacer acopio de alimentos como si de una tercera guerra mundial se tratase), lleva a las familias a estirar más el brazo que la manga. Pero no nos hemos de preocupar. Hoy charlando con los compañeros de trabajo, me doy cuenta que somos pocos los que vemos las ovejas al lobo, pero muchos menos los que ponemos las barbas a remojar. Todo el mundo habla, pero nadie pone remedio. Una perla: el precio del gasoil a 1.30 € el litro. 30 % más caro que el año pasado, y hablamos de un consumo básico que comporta un gasto a cualquier elemento del sistema de mercado. Quien no recuerda la barrera de 100 pesetas del carburante? Pues ahora, hemos superado las 200. Como dice Solbes: "Estamos en una desaceleración, no en una recesión". Tal vez tiene razón, pero por culpa de un tirón al freno de mano económico.